VUELTA A LA ESENCIA

Alfombras tejidas artesanalmente por mujeres herederas de la tradición Aimara. Con tintes y procesos obtenidos de la naturaleza, cada alfombra es única.

PRODUCTOS

75231709sst1572901594.jpg
681266841sst1572901587.jpg
366734670sst1572901598.jpg

LAS ALFOMBRAS

Nuestras frazadas o alfombras son tejidas en el corazón de los Andes a más de 4000 metros de altitud siguiendo un proceso ancestral transmitido de generación en generación. Hechas totalmente a mano, los colores se obtienen a partir de tintes naturales, y sus diseños y colores tienen todos un significado propio. A través de ellas, las mujeres que las tejen cuentan una historia, su historia. Por eso, cada una de las alfombras es única y singular. 

Aproximadamente, se tarda un mes en tejer una alfombra y, en muchos casos, lo hacen en remotas aldeas de montaña. Una vez finalizada, se lleva al mercado local donde es objeto de trueque por productos básicos como fruta o verdura.   

Las frazadas pueden tener múltiples usos y así, además de alfombras, pueden convertirse en mantas y tapices. Nosotras las empleamos también en cojines, cabeceros y bancos.

Nuestro proyecto tiene como eje principal el desarrollo de las comunidades locales con las que trabajamos directamente, así como la pervivencia de estas tradiciones haciendo llegar a todos los rincones la riqueza y belleza del Altiplano.

Instagram

 

Suscríbete a nuestro boletín

BAIMARA

0

B